La chiesa di San Degolà, La iglesia Rusa de Venecia.

Hace unos meses, caminando tranquillamente por el sestiere Santa Croce, me encontré delante de una pequeña iglesia.

Me llamó la atención lo antigua que se veía y lo descuidada que estaba, claramente no había sido restaurada desde hace muchísimos años.

En ella solo habían dos pequeños carteles informativos, uno de ellos decía que había sido construída en el siglo XI y que su nombre era San Zandegolà o San Giovanni Decollato. El otro cartel estaba completamente escrito en Ruso.

Abora si que tenia curiosidad de saber quién era ese Santo con un nombre tan extraño y porque había información escrita en ruso. Como la iglesia estaba cerrada, no me quedó otra posibilidad que buscar en Internet..

Zandegolà o San Giovanni Decollato no es otro que San Juan Bautista, que como todos sabemos murió decapitado y las palabras decollato o degolà significan justamente esto en Italiano y en Veneto osea San Juan al que se le cortó el cuello o la garganta.

La explicación de la información en Ruso es también bastante simple, ya que desde hace algunos años esta iglesia es la sede de la comunidad Cristiana Ortodoxa Rusa de Venecia.

Otra información que encontré en Internet dice que:

  • La iglesia habría sido construída por la noble familia Venier, que vivía en un palacio cercano.
  • En 1334 un caballero Bohemo, en peregrinación desde Tierra Santa y que estaba gravemente enfermo, donó a la iglesia una reliquia que consistía en un dedo del Bautista.
  • El edificio es uno de los raros ejemplos de arquitectura veneciano-bizantina que se ha conservado bastante intacto en su concepción original hasta nuestros días. Sólo la fachada y el campanario tienen formas diferentes, ya que fueron reconstruidos en el siglo XVIII (la torre original estaba más o menos en medio del campo).
  • El interior es muy sencillo, con un techo de quilla de barco invertida. Las tres naves están divididas por dos filas de cuatro columnas de mármol Griego con capiteles bizantinos (siglo XI). También son de gran valor los restos recientemente descubiertos de frescos que representan las cabezas de cuatro santos (Juan, Pedro, Tomás y Marcos) y a Santa Elena Emperatriz portando la Cruz sobre un fondo de arquitectura (siglo XI). Otros frescos posteriores (siglo XV) adornan la capilla situada a la derecha del presbiterio.
  • La iglesia abre solo durante las ceremonias religiosas, por lo que para visitarla hay que pedir autorización.
A %d blogueros les gusta esto: