Venezia e il Veneto

Caminando por las calles del centro de Padova, muchas veces me he encontrado con dos tumbas antiguas ubicadas al costado de una plaza. Como siempre ocurre las inscripciones están en latín y yo no entiendo nada.

Siempre me he preguntado ¿de quienes serán?…

La Historia

En 1274, durante la construcción de un hogar para niños abandonados en la calle San Biagio, se encontró un entierro con un ataúd doble hecho de ciprés y plomo, que contenía un cuerpo humano con una espada y dos ollas de monedas de oro.

El juez Lovato Lovati, poeta y estudioso de la antigüedad, fue llamado a dar su opinión acerca de la posible identidad del guerrero, y los atribuyo al príncipe troyano de la Iliada, Antenore, que según Tito Livio, fue el fundador de Padova.

Los notables de la ciudad, en busca de una legitimación mitológica que habría ayudado al desarrollo de la ciudad, decidieron respaldar la tesis.

Tumba de Antenore

En 1283, por lo tanto, se decidió construir un monumento para contener los restos de tan importante personaje. El monumento, se colocó cerca de la iglesia medioval de San Lorenzo, la que al ser demolida junto con los edificios circundantes, en 1937, dio lugar a la plaza donde hoy se ubica el monumento.

Luego en 1942 se traslado al lado del monumento la tumba de Lovati, el juez que habia decidido adjudicar las restos al heroe troyano.

Tumba de Lovati

En 1985 se abrió el ataúd y los restos encontrados fueron sometidos a análisis científicos que habrian dado resultados contradictorios. Una teoría dice que el cuerpo pertenencia a un guerrero Hungaro, que murió durante las invasiones del siglo IX. Otra posibilidad es que se remonte a los siglos II-III después de Cristo.

Lo que es claro es que no pertenecen al héroe Troyano, aun cuando al monumento y a la plaza que lo circunda se les continua a llamar con su nombre.

A %d blogueros les gusta esto: